¿Por qué Villa Angeli?

¿Qué nos hace especiales?

La atención es lo más importante

La disponibilidad de las Hermanas Angélicas y del personal que atiende la casa, la cercanía y el seguimiento de tu alojamiento, es clave para hacer de Villa Angeli un lugar de descanso durante tu estancia en Roma, viviendo la acogida a los peregrinos como algo característico de esta casa.

Es un lugar tranquilo y acogedor abierto a todos

No sólo para quienes nos visitan de forma individual, sino también pensado para los que lo hacen en familia, en amplias habitaciones triple/cuádruple, y con cuna gratuita para los más pequeños. Además, disponemos de un amplio salón donde calentar su comida o relajarse.

Contacto directo con los huéspedes

Nos encanta estar en contacto con los huéspedes durante su estancia y después de ella si lo desean a través de nuestras redes sociales.

Pensamos en las personas con movilidad reducida

Pensamos también en las personas que tienen algún tipo de dificultad, poniendo a su disposición rampa de acceso y habitación accesible.

Respondemos a tus dudas

Siempre que lo necesites, puedes exponernos tus dudas, antes y durante la estancia, ofreciendo en todo momento una atención personalizada. Y si lo deseas, nos encargamos de la tramitación de las entradas a la audiencia Papal para lo que requerimos tu petición.

Atención nocturna

Disponemos de servicio de recepción nocturna, para que puedas disfrutar de la ciudad también por la noche, o si tu vuelo es nocturno.

Tarifas personalizadas

Por la proximidad con el Hospital San Carlo, pregúntanos por las tarifas si tienes que alojarte por un periodo más largo de tiempo.

Estupenda conexión con la ciudad

La proximidad a las principales paradas de autobús te conecta con los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Te esperamos

En definitiva, para quien quiere conocer la tradición de la hospitalidad religiosa y disfrutar de la ciudad de Roma, desde un punto de vista diferente puedes optar por alojarte en Villa Angeli.